lunes, 27 de febrero de 2012

La Línea: Elemento Expresivo y Compositivo

La expresividad de la línea depende de su recorrido, trazado, color, intensidad, potencia, grosor, nitidez, modulación, uniformidad...

Una línea uniforme y objetiva muestra una información clara y real.
Una línea modulada y subjetiva que combine trazados y grosores, presenta formas abstractas o figurativas.

Las líneas curvas muestran movimiento y sensación de caos.
Las líneas rectas muestran estatismo y serenidad.

En la composición, la línea muestra movimiento y dirección.
Las líneas verticales producen un efecto de equilibrio y elevación. 
Las líneas horizontales producen la sensación de calma. 
Las líneas inclinadas crean la sensación de dinamismo.
Las líneas ascendentes muestran fuerza y vitalidad.
Las líneas descendentes crean un efecto de depresión y abatimiento.
Las líneas radiales muestran movimiento.